Loading...

El Ministerio para la Transición Ecológica aclara la aplicación del Real Decreto 736/2020

El Ministerio para la Transición Ecológica ha publicado dos documentos que resuelven las dudas generadas por la aplicación del Real Decreto 736/2020, de 4 de agosto, de contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios.


En la página web del área de Energía, competente en la materia, el Ministerio aclara los elementos que se deben incluir en el presupuesto del Anexo III para determinar la rentabilidad económica de las instalaciones.


Junto a la Nota Aclaratoria, el Ministerio publica un documento de preguntas y respuestas que recoge las dudas más frecuentes planteadas por los distintos sectores afectados en los últimos meses.


La información se puede consultar en la página web del Ministerio:


https://energia.gob.es/desarrollo/EficienciaEnergetica/directiva2012/Paginas/actuaciones-transposicion.aspx



Los puntos más destacados son:


  • - En el presupuesto del anexo III se deben incluir solo los ítems necesarios para cumplir con los requisitos del RD
  • - No se deben incluir elementos de control del consumo individual en el presupuesto del anexo III
  • - Las válvulas manuales o termostáticas se deben incluir en un presupuesto aparte
  • - En el anexo III no se pueden incluir detentores
  • - El RD no establece un porcentaje de ahorro mínimo, aunque el IDAE, en la Guía de Contabilización de consumos individuales de calefacción en instalaciones térmicas de edificios, estima entre un 25% y un 40% el rango de ahorro
  • - Los llamados ‘cuenta horas’ no miden energía, por lo que las instalaciones dotadas de este elemento deben aplicar el RD 736/2020, igual que el resto de instalaciones de calefacción comunitaria que no disponen de contabilización de consumos individuales

Desde Gomez Group Metering venimos informando a nuestros clientes en esta línea, ya que los estudios realizados hasta la fecha en la Unión Europea demuestran que la individualización de consumos genera un ahorro en la factura energética de las familias.


Además, como indica el Ministerio, la individualización de los costes de climatización se basa en el derecho de los consumidores a recibir información de sus consumos de calefacción y refrigeración y a facturar estos consumos de acuerdo al consumo energético real.


El Real Decreto 736/2020 tiene como objetivo mejorar la eficiencia energética en el sector residencial, ya que la calefacción supone en torno al 40% del gasto energético de los edificios. Un uso más racional de los recursos implica una reducción de las emisiones contaminantes, en particular en el centro de las ciudades, donde se concentra la mayoría de edificios con caldera central.


La norma completa la transposición al ordenamiento español de la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, así como la Directiva (UE) 2018/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2018, que modifica la anterior.


El compromiso con un futuro más sostenible pasa por el uso más eficiente de la energía en el ámbito doméstico. Y, en este sentido, el Real Decreto 736/2020 supone un paso adelante, al permitir que cada usuario regula la temperatura y el confort en su vivienda.