Loading...

Las ventajas de la lectura individual de consumos de agua y calefacción en comunidades de propietarios

Además de ser obligatorio, la lectura individual de los consumos de agua y calefacción, en las comunidades de propietarios, tiene indudables ventajas para los vecinos. La instalación de contadores permite a cada vecino pagar solamente por su consumo y así conocer, en cada momento, el gasto que realiza en su vivienda. Medir es la única forma de tomar conciencia y adoptar medidas de control sobre el uso que hacemos del agua y la calefacción en el hogar.


El Gobierno ha aprobado nuevas Leyes que van en esta línea, ya que obligan a individualizar los consumos de agua caliente sanitaria y calefacción de cada vivienda, en las comunidades con caldera central.


El Real Decreto 736/2020, de 4 de agosto, obliga a contabilizar de forma individual el consumo de calefacción en las comunidades con sistema centralizado. Para ello, es necesario instalar contadores o repartidores de costes de calefacción, en función del sistema de calefacción que tenga el edificio.


La modificación del RITE (aprobada por Real Decreto 178/2021, de 23 de marzo) obliga a la lectura mensual de los contadores de agua caliente sanitaria (ACS) con sistema de lectura remota. El nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios indica que la lectura debe ser accesible a través de medios telemáticos.


Con estas medidas, vemos que la legislación va en la línea de favorecer la transparencia y el conocimiento, para que el consumidor final tenga la máxima información posible sobre el uso que hace de los recursos. Es importante tomar conciencia de que el agua y la energía tienen un coste, tanto económico como medioambiental, y todos podemos lograr un ahorro beneficioso a largo plazo, no sólo para el bolsillo, sino también para el futuro de nuestro planeta.



Más allá de la obligatoriedad, debemos tener en cuenta que la lectura individual de contadores implica numerosas ventajas para los usuarios. Estas son algunas:


  • - Cada vecino paga en función de su gasto, de forma justa
  • - El consumo real de cada vecino queda reflejado en su recibo
  • - Si se adoptan medidas para reducir el gasto, esto revertirá en un ahorro para el usuario
  • - Las viviendas vacías sólo pagarán las cuotas básicas de suministro y mantenimiento, sin gasto adicional, ya que los contadores no registrarán consumo alguno
  • - Cada vecino tiene autonomía para regular el nivel de confort de su hogar, en el caso de la calefacción
  • - Existe un mayor control sobre el suministro y mantenimiento del sistema

Está comprobado que la lectura de los consumos y la información mensual al consumidor evita el derroche de agua y energía, ya que es más fácil tomar conciencia de dónde y cuándo se están utilizando los recursos.


Como parte de la Unión Europea, España está comprometida en la reducción de las emisiones contaminantes al medio ambiente, lo que implica hacer un uso más eficiente de la energía. El sector residencial es responsable de una parte importante de las emisiones, en torno al 30%, según las estimaciones realizadas por la Agencia Europea del Medio Ambiente. Por tanto, es un compromiso de todos contribuir a un futuro más sostenible y al mayor cuidado de nuestro entorno.


En el caso del agua, España es uno de los países con mayores tensiones en cuanto a abastecimiento, derivado de las sequías y de efectos meteorológicos adversos, así como el crecimiento de la población. Esta situación ha llevado a las administraciones competentes, tanto locales como autonómicas y del Estado, a promover un uso responsable del agua, ya que es vital garantizar el abastecimiento a la población.


Además, un factor importante a tener en cuenta, es la necesidad de que el usuario obtenga información real sobre sus consumos, porque mejora la transparencia y el conocimiento de la factura energética del hogar.


A través de medios telemáticos, como la Oficina Virtual, los usuarios pueden acceder en remoto a una completa plataforma con toda la información de sus consumos de agua y calefacción, incluso con gráficos detallados que muestran la evolución por meses o años y comparativas con otros consumidores. También se ofrecen datos globales de consumo de la comunidad de propietarios en la que se ubica la vivienda.


Sin duda, es un avance significativo en innovación y tecnología en el servicio que se ofrece al cliente, que puede consultar de forma cómoda y sencilla, desde su hogar, todos sus datos.


Tomar conciencia del gasto en agua y energía de los hogares pasa por medir y conocer los datos reales, sólo así podremos adoptar medidas de ahorro. La eficiencia en el uso de los recursos está en nuestra mano, como consumidores informados y responsables.


En un momento importante, en que el ahorro y la eficiencia son la clave de nuestra economía y garantía de un futuro más verde y sostenible, es el momento de tomar el control, conocer la energía y el agua que consume nuestro hogar y hacer un uso más eficiente y sostenible.